Letanías al Niño Jesús

Escritas por Mama Antula, estas letanías eran cantadas por las beatas durante las Navidades. En el antiquísimo libro de Domingo Caviedes se han recopilado estos versos, y en la Santa Casa están los manuscritos de estas saetas.

LOS MILAGROSOS MANUELITOS DE MAMA ANTULA. En la carta 15 Mama Antula le pide al Padre Juárez (que está exiliado en Roma) un Manuelito nuevo porque el que está en constante adoración en la Santa Casa (de mármol, de una sola pieza, foto izquierda) está gastado. El Padre Juárez le enviará el nuevo Manuelito (foto derecha) para que siga siendo venerado por miles de almas que realizan los Ejercicios Espirituales.
I
Vengan presurosas
almas, a adorar
al Infante Tierno
Dios de Majestad.

II
Desde las humildes
pajas en que está,
se hace presente
Su amor y bondad.

III
Dese allí convida
con dulce amistad
y sus pensamientos
son siempre de Paz.


IV
Su pecho es un vivo
activo volcán
que despide llamas
de amor celestial.

V
Vengan encendidos
en hoguera tal,
y arda en vivo fuego,
Santa voluntad.

VI
Vengan derramando
lágrimas sin par
los dulces momentos
de nuestra Piedad.

VII
Vengan los humildes
para presentar,
puros corazones
Que Él no pide más.

VIII
Vengan admirados
A ver tal Bondad,
un Dios revestido
de carne mortal.

IX
Vengan y celebren
Impacientes ya,
A dar ese abrazo
de eterna Amistad.

X
Venga, ¿tiene miedo
su gran majestad?
No tema, es un Niño
humilde sin par.

XI
Por nosotros pobre
nació en un portal,
a ocultar en su carne
y su divinidad.

XII
Vengan, y confiesen
con sinceridad,
¡Oh, Divino Niño!
Aquí estamos ya.

XIII
A Tus Pies rendidos
damos sin cesar,
eterna alabanza
a tu Gran bondad.

XIV
Despide amoroso
fuego celestial
que prenda en el alma
de quien quiere amar.

XV
Nuestro amargo llanto
dígnate enjugar,
mientras te rogamos
Oh, buen Dios, ¡piedad!

XVI
Tus misericordias
no tienen igual,
porque ellas redimen
todo nuestro mal.

XVII
Recibe piadoso
nuestra voluntad
que al haber pecado
pesarosa está.

XVIII
No nos abandones
¡Oh Dios de Bondad!
que no perderemos
jamás tu Amistad.
XIX
Mil Gracias te damos
que siendo inmortal,
vestir has querido
nuestra humanidad.

XX
Para en tal figura
humana, cargar
con aquel delito
que cometió Adán.

XXI
¿Cómo pagaremos
Bien tan singular,
que no podrá el hombre
jamás apreciar?

XXII
Pero si distantes
los hombres están,
de corresponderte
beneficio tal:

XXIII
Recibe a lo menos
Niño Celestial,
nuestros corazones
que a tus pies están. 




Mama Antula abrazada al Manuelito y al Libro de los Ejercicios Espirituales. Imagen: Ana Ruggiero.

Un comentario en “Letanías al Niño Jesús

  1. La ternura de María Antonia para con el Niño Jesús, el Manuelito, nos transporta más allá de nuestro tiempo y nos eleva hacia el misterio de todo un Dios hecho carne por nuestro amor y para dar salud a nuestras almas.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Aldo Marcos de Castro Paz Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: